jueves, 17 de junio de 2010

PUCÓN O COMO VER UN VOLCÁN ACTIVO SIN SALIR QUEMADO

Seguimos subiendo por Chile y el siguiente destino es Pucón, donde se encuentra situado el volcán Villarica. El culo lo tenemos cuadrado después de otras tantas horas de viaje en bus.

Pensabamos parar en el pueblo de Villarica, pero ni era tan barato como nos dijeron ni estaba tan cerca del volcán, asi que nos fuimos a Pucón a alojarnos. Allí un nos alojamos en un caliente y limpio albergue con unos dueños majísimos (él era ludópata y ella alcohólica pero era super amables) que nos tenían la estufa de leña caliente 24 horas y controlaba que no se metieran más israelitas en las habitaciones de lo que habían pagado.

El segundo día las condiciones meteorológicas no eran las adecuadas y no pudimos subir al volcán, así que nos fuimos al parque de Huerquehue (o algo parecido), acompañados por Santi e Irene, puertoriqueña que estaba haciendo un estudio sobre cómo vive el tiempo la gente de diferentes partes del mundo, y cómo se adaptan a la vida en diferentes circunstancias, por ejemplo, en esta parte del mundo, cómo se adaptan a vivir con volcanes activos a su alrededor (volcanes y terremotos , que vida más dura la de los chilenos!!).

En el parque los árboles tienen unos colores increibles y las cascadas y lagos son de cuento de hadas. Y conocimos las araucarias, un árbol típico de la zona y con muchas puntas (vamos un árbol nada abrazable).

Al día siguiente, el tiempo seguía malo, así que nos entretuvimos en unas termas naturales. Ya al cuarto día pudimos subir al volcán. No se puede subir por tu cuenta, tiene que ir con un guía autorizado, además que se necesita ropa técnica para la ascensión, Son 5 horas de subida y las últimas 3 horas es sobre hielo.
No es una tontería de subida, aunque a la vez está pensado para turistas. Así que asequible al fin y al cabo, porque se va a un ritmo adecuado. Aun así, caminando por primera vez con cranpones sobre hielo casi abandonamos, la noche anterior llovió y dejo más hielo y además hacia mucho viento, era muy díficil avanzar.Hubo 10 minutos de incertidumbre, pero llegamos a la cima sin problemas (2880 mts de altura).

Al llegar a la cima debes tener cuidado con respirar el azufre que desprende la boca del volcán. Lo que no tiene precio es ver la lava saltar en el cono volcánico, IMPRESIONANTE E INDESCRIPTIBLE!!!. Eso sí, enseguida para abajo que entre el azufre y la demora en la subida, no podíamos entretenernos.

La bajada fue mucho más divertida: nos tiramos por enormes toboganes de nieve y hielo volcán abajo, sorteando piedras e israelitas maleducados. Te ponían una especie de raqueta en el culo y hacia abajo sin parar. La bajada fueron 2 horas.

En fin, definitivamente éste fue un momento Bucay, que acabamos de celebrar comiendo unos garbanzos con chorizo que desde España no probabamos.

1 comentario:

  1. que ocurreria si todos los volcanes se activaran

    ResponderEliminar