jueves, 29 de abril de 2010

Carretera austral - el verdadero viaje

Desde el Chaltén nos dirigimos al norte en bus por la Ruta 40 hacia los Antiguos. La "famosa" Ruta 40 es la carretara que va desde Rios Gallegos en el sur de Argentina hasta Salta en el norte frontera con Bolivia. Los argentinos la saben vender muy bien, pensándolo bien, ¿Qué es lo que no saben vender? si es que con ese acento ....

La verdad es que la Ruta 40, curiosa y pintoresca al principio, por su parecido con los escenarios de películas del lejano oeste, acaba resultando algo monótona al cabo de un tiempo de no ser por los vaivenes que da el autobus al ir por pedregal en vez de por asfalto.

Chile Chico es el "perfecto pueblo comunista" (como nos dijo un lugareño) ya que tiene "el colegio", "la plaza", "la tienda", "la gasolinera", "el hospital" ... En la frontera (otra vez!!!) conocimos a otros catalanes con quienes pensamos compartir coche, una vez que lo alquilásemos. Pero el alquiler de coches no fue tan fácil como creíamos. Europcar, Hertz o Pepecar no tienen sucursal en 1 pueblo de 4444 habitantes (Según http://es.wikipedia.org/wiki/Chile_Chico) así que hicimos un alto de una noche en la que entre todos hicimos una barbacoa vegetal en la cabaña que alquilamos. Por cierto, hay que destacar la cara de sorpresa e incredulidad de la dueña del super al saber de nuestra parrillada de vegetales.... "encender un fuego para vegetales sin nada de carne????!!!, ¿a quien se le ocurre?" En fin, cosas de españoles, pensaran.

Al día siguiente, después de telefonear a medio pueblo por fin dimos con quien "alquilaba" coches. En la drogería, frutería, mini-bazar, el dueño nos dice "¿veis ese coche que está delante? tomad las llaves y me pagais cuando volvaís. Y así fue cómo comenzamos nuestro viaje, con el jeep prestado y en esos caminos de gravilla, ripio que le dicen aquí.

La primera parte de la ruta austral nos dejó con la boca abierta. Comenzamos redeando montañas que bordeaban el lago General Carrera (segundo lago más grande de Sudámerica) y cada curva nos revelaba un paisaje verde luminoso, azul cielo o marrón piedra de las montañas cortadas a cuajo para construir la carretera, todo dependiendo de hacia donde dirigiese la miradao hacia donde te tornase la curva.

Al llegar a Puerto Guadal, Jordi y Julia se apearon, sorprendidos por la pintoresca aldea. Por esta zona, los diminutos, pueblos se caracterizan por las contrucciones de madera local y por la distancia de uno a otro, casi olvidados del resto del mundo ... (algunos tienen "aeropuerto" .... pero sólo para emergencias).

Nosotros nos dirigimos hacia Caleta Tortel .... eso será en la siguiente entrada ..

3 comentarios:

  1. Pepecar en América??? Pepecar está en España y Portugal, nada más.

    ResponderEliminar
  2. Ostras, cuanta montaña, qué envidia.. :)

    ResponderEliminar